En nuestra trayectoria de transformación de empresas hacia modelos más productivos, rentables y controlados, estamos utilizando  la metodología RPD (Rapid Process Development) desarrollo rápido de procesos para la etapa de puesta en producción de soluciones basadas en procesos con enfoque BPM.

Articulación BPM

Al iniciar cada proyecto debemos precisar los requerimientos del sistema, los diseños específicos, las integraciones que se necesiten y la generación de indicadores. Para cumplir con estas tareas se proponen mesas de trabajo con la participación del responsable del proyecto por parte del cliente y el responsable de requerimientos de nuestra organización.  En la fase de articulación BPM nos enfocamos en recolectar la información relacionada con el flujo de procesos, reglas de negocios que se deben cumplir,  información o data necesaria a ser utilizada por cada

usuario en cada paso del proceso (futuros formularios electrónicos), información a ser almacenada, interrelación de procesos, notificaciones a ser enviadas, entre otros detalles estructurados, tal y como es requerido en la ingeniería BPM.
Esta fase concluye con el documento de articulación BPM, que incluye un detalle completo y coherente de requerimientos y diseño, que servirá como documento de validación final del sistema, ya que reflejará los acuerdos de las adaptaciones que se incluirán.

 


Desarrollo

En esta fase el equipo de desarrollo implementa cada detalle especificado en los diseños, de forma tal de cumplir con el documento de articulación BPM. Se organizan los equipos para trabajar de forma tan paralela como sea posible, en los distintos procesos y componentes del sistema BPM.

En la etapa de construcción  se considera: desarrollo, aprobación inicial hecha por el arquitecto, ajustes posteriores a la revisión, pruebas internas y aprobación final del arquitecto. Cuando esta etapa concluye, el sistema está listo para ser probado por la Unidad de Sistemas y finalmente certificada por el usuario.


Certificación de la Solución

En la fase de certificación la organización intervenida realiza las pruebas para validar que el sistema cumple con el documento de articulación BPM y el diseño acordado.   Comenzamos esta fase instalando la solución

en el servidor de pruebas,  luego  la organización ejecuta pruebas detalladas  y reporta las incidencias encontradas. El equipo a cargo procede a resolver cualquier incidencia que no cumpla con el documento de Articulación BPM.


Instalación y despliegue

En esta fase se entregan las guías de instalación para el servidor operativo, y se procede de manera coordinada con la unidad de sistemas a la instalación definitiva.

La fase concluye con la puesta en marcha y registro de información administrativa de arranque para comenzar a utilizar el sistema.


Adiestramiento

Una vez desplegado el sistema avanzamos hacia las sesiones de adiestramiento. Estos adiestramientos de usuarios tienen una duración 3 días.

Se comienza con el uso de las herramientas continuando con los procesos específicos del proyecto. El adiestramiento de los administradores toma 2 días y quedan en capacidad de dar el soporte apropiado.


Coordinación del proyecto

Para garantizar la orquestación de todas las actividades, asignación de recursos, planificación y control interno del trabajo que ejecuta nuestra organización, se designa un coordinador interno de carácter técnico con las competencias requeridas para esta tarea.
Esta coordinación no contempla la planificación ni seguimiento de las actividades que son responsabilidad del cliente, sin embargo, si considera la comunicación diaria y ágil, siguiendo los preceptos de la metodología RPD, entre el coordinador asignado de nuestra organización y el cliente, bien sea por teléfono, correo o

presencial, según sea necesario en cada momento del proyecto, para definir las actividades diarias y responder las interrogantes diarias relacionadas con avances del proyecto, puntos de atención, acciones de mitigación, vale decir, las preguntas frecuentes de una gestión de proyectos.
De igual forma, semanalmente se agendará una reunión (presencial, telefónica o como se disponga según la dinámica de las actividades) para responder a las inquietudes de ambas partes.