Este es uno de los principales servicios que ofrece nuestra organización dirigido a empresas que quieren aprovechar la tecnología para mejorar su productividad y disminuir costos.

Se enfoca en una evaluación exhaustiva de las tecnologías de información y los procesos de la organización así como la interelación entre lo que oferta y la realidad de los servicios que presta, procesos que atiende, tecnologías de información que los asisten, así como el seguimiento del expediente físico y gestión de los expedientes electrónicos de la  organización.

Paso 1

Se inicia con la escucha de requerimientos y necesidades que la organización tiene con relación a su negocio y la arquitectura de tecnologías que se encuentra instalada. A través de preguntas y análisis, buscamos entender el hacer de la empresa:

»  ¿Cómo recibe y atiende las solicitudes de servicio?

»  ¿Dónde están los problemas de procesos?

»  ¿Qué tecnologías utiliza?

»  ¿Estas tecnologías están alineadas con lo que necesita el negocio?

»   ¿Apoyan estas tecnologías la capacidad de gestión?

»   ¿Cómo funcionan los canales de coordinación?

Posteriormente procedemos a evaluar los procesos medulares y auxilares, que son como el sistema circulatorio de las organizaciones.

El resultado es un propuesta de proyectos con la ARQUITECTURA T. I. centrada en procesos, con un mapa de ruta para la implementación de proyectos. El diagnóstico provee de un conjunto de iniciativas de proyectos generales y proyectos específicos.

La recopilación de esta información permite diseñar la arquitectura de soluciones para la organización, con propuestas orientadas al mejor aprovechamiento de las tecnologías instaladas, incorporación de algunas complementarias, generar soluciones adecuadas para optimizar la prestación de servicios o los procesos propios de la organización.

Paso 2

Concluido el Paso 1, pasamos a interactuar con cada área del negocio en detalle, donde nuevamente levantaremos los procesos para visualizar las debilidades y fortalezas, aciertos y malas prácticas,  procesos por mejorar y con toda la información que se va recolectando, se va armando un mapa que define la situación real de la gestión de procesos en relación con la tecnología, los canales de coordinación, los canales de servicio y la capacidad de gestión de la organización. Luego procedemos al desarrollo e implantación del sistema, certificación de calidad, despliegue y adiestramiento. Ver Metodología